... Stairway to hea...
 
Notifications
Clear all

... Stairway to heaven!...  

Page 6 / 6
  RSS

(@juanesneider)
Active Member Registered CL&P 2019 Eafit - Marzo
Joined: 1 year ago
Posts: 6
27/03/2019 11:48 am  

wow!! me demore en leerlo por que cada etapa llegaba en su momento, como cada paso de tu proceso y el de todos creería yo, que lindo ver las relaciones que hay entre tu camino y el mio en diferentes ámbitos pero hay patrones que se pueden observar y como el responsabilizarnos de nuestras vidas, nuestros actos y sus consecuencias que no dependen de nosotros tiene tanto valor.

tus palabras revuelcan cosas dentro de mi y me inspiran a seguir por el camino con amor, quiero felicitarte y agradecerte por que el compartir tu proceso y la seriedad con la que lo tomas no es algo común ni corriente y requiere de mucho valor, y con pequeños actos como este en relación a la inmensidad que es tu vida estas contribuyendo a tu proposito de que sonriamos y veamos la luz que nos rodea. 

 

nos vemos pronto. 

 


ReplyQuote
(@monicavelasquez)
New Member Registered
Joined: 10 months ago
Posts: 1
30/10/2019 7:19 am  

Buenos Dias mi nombre es Monica Velasquez y es la primera vez que voy a escribir en el foro como continuacion del hilo starway to Heaven inspirada por Juanse me atrevi a escribir y compartir mi historia.

HILO STAIRWAY TO HEAVEN

 MI PRIMERA ETAPA

 UNIVERSIDAD

Cuando tenía veinte años y estaba cursando quinto semestre en la universidad, quise irme a trabajar a un campo de verano, porque soñaba con ser counselour y a la vez perfeccionar mi inglés. Quedaban muchas opciones para escoger pero quise irme para el campo de verano. En ese momento tomé la decisión de irme a trabajar allá, aunque ya estaba experimentando problemas de miedo y depresión que venía sintiendo desde un paseo familiar donde respiré todo el tiempo una energía pesada.

Cuando llegué al campo de verano pensé que me iba a ir muy bien, pero la verdad fue que desde el primer momento no pude integrarme al equipo de trabajo, la directora al darse cuenta de esto, empezó a estar muy pendiente de mi pues tenía una responsabilidad grande de cuidar a las niñas y a mi, en ese sentido lo hizo muy bien.

Antes de viajar mi abuelita le dijo a mi mamá, que le preocupaba que me fuera a enfermar en ese viaje, que podía darme esquizofrenia y esto me lo comentó mi mamá.

Cuando llegué al campo de verano, empecé a tener un estrés altísimo, además mi inglés no era muy bueno y muchas cosas al principio no entendía. Era un campo de verano de solo mujeres, demasiado fuertes especialmente conmigo, sentía angustia de que me pasara lo que la abuelita había dicho. Empiezo a tener distorsiones de la realidad, me encontraba en un campo donde sufría muchísimo donde no era yo misma ni nadie me conocía.

Cuando terminé el campo de verano, desarrollé una enfermedad mental muy rara, me llené de miedos hacia las personas, había somatizado todo el miedo y los fantasmas que había vivido allá. No pude dejar esas memorias en el pasado y empecé a tener un miedo irracional hacia estar en compañía de las personas, sentía un aura negra que me acompañaba a todas partes, un miedo terrible de perder mi identidad.

En ese momento no conocía a Piti, entonces pedí con urgencia una cita a la psicóloga que me había visto cuando tenía quince años y me dijo que debía internarme en una clínica siquiátrica, en ese instante el mundo se me derrumbó, tenía tanto miedo que me dije a si misma, tengo que poder ser cuerda. Sin embargo la enfermedad nunca se fue y mi mamá me apoyó, me dijo que tranquila que nunca me iba a llevar a una clínica psiquiátrica.

Siguieron pasando los días y con mucho esfuerzo iba a la universidad y trataba de hacer todos los trabajos en mi casa para no tener contacto con la gente. La enfermedad era tan fuerte que no pude volver a tener amigos, ni siquiera podía ir a cine, me daba miedo estar junto a otras personas, sentía que los intimidaba con mi enfermedad, era terrible, era un tormento, lo que me salvaba era que mi capacidad intelectual todavía funcionaba muy bien.

Cada vez que tenía una buena nota en un examen me tranquilizaba y pensaba todo va a estar bien, voy a salir de esta enfermedad, todo es cuestión de tiempo.

 

NOVIAZGO

En los últimos dos semestres de la universidad, coincidí en una clase con un compañero que le había ido tan bien en los estudios, que en ese entonces ya se había convertido en el profesor de la clase que estaba viendo. Por mi discapacidad siempre me sentaba en la silla de atrás para poder estar con menos gente, pues los síntomas de la Fobia Social que había desarrollado habían avanzado muchísimo, las manos me sudaban, el miedo era tan fuerte que no aguantaba y tenía que cambiarme de puesto a un lugar donde no hubiera nadie.

En una de esas clases estuve con mucho cuidado poniéndole atención al profesor y en un momento nuestras miradas se cruzaron; desde cuarto semestre nos habíamos empezado a gustar, algo paso ese año que finalmente él consiguió mi teléfono y me llamó para que empezáramos a salir.

El noviazgo con esta persona empezó a salir muy bien, la verdad era la primera vez que estaba tan enamorada que pensaba, Dios sabe hacer sus cosas porque definitivamente me quiero casar con él, pero mi enfermedad estaba tan avanzada que no podía poner atención en las clases. El miedo, la sudoración en las manos y la angustia no me dejaban.

Mi novio era una persona muy inteligente, ya había visto todas las materias que yo estaba viendo, por lo que me ayudó mucho con clases privadas donde si podía tener toda mi atención y así fue que pude pasar esos semestres y hasta logré un buen promedio en el último semestre de 4.3. En ese momento sentía que mi vida estaba completa, tenía toda la motivación de salir adelante, de trabajar, estudiar, estaba con el hombre de mi vida y además me generaba seguridad y sentía que si nos amábamos.

Que mejor motivación que estar enamorada para sanarme completamente y formar la familia soñada con el. Sin embargo el destino me jugo una mala pasada porque al empezar a buscar trabajo cuando me gradué la enfermedad no se había ido y de hecho en las entrevistas me enfermaba mas que nunca, paralelamente mi novio estaba en un trabajo súper demandante por lo que la relación se deterioró completamente. Tenia la intuición de que si pasaba mas tiempo con él y sus amigos, iba a aprender a quitarle el miedo a las personas y ser normal, pero el destino no me ayudó porque el empezó a perder el interés en mi y pasaba menos tiempo conmigo, además no me aceptaban en ningún sitio para trabajar.

El miedo a no tener nada, ni trabajo, ni novio, ni amigos, me consumió completamente. Empecé a tener una relación con él súper dañina ya nos habíamos hecho mucho daño pero   no podía vivir sin él. Lo amaba y además sentía que se me iba el hombre de mis sueños mientras me enfermaba cada vez mas y el futuro de tener una vida normal y cumplir mis sueños se desvanecía. Empecé a tener una relación súper toxica, donde el dolor de haberlo perdido mas la enfermedad, me llevó a una depresión tan honda que puedo decir que fue el inicio de los horrores del agujero negro.  

 

LOS HORRORES DEL AGUJERO NEGRO

 Después de terminar con mi novio, mi mamá y yo empezamos a vivir en cantidades gigantescas los horrores del agujero negro. Estábamos estrenando apartamento muy contentas, con la ilusión de disfrutarlo juntas por mucho tiempo, sin embargo sentíamos cierto miedo, no sabíamos porqué. Sucedieron situaciones nada usuales, se rompió a media noche en mi baño un espejo de pared a pared de una forma inexplicable, luego se rompe también a media noche el espejo del baño social. Al frente de nuestro apartamento vive la abogada de la constructora que nos lo vendió y le comentamos el incidente, ella nos comenta que es en el único apartamento que le ha sucedido esto, sin embargo ordena cambiarlos por cuenta de la constructora. Un mes después, en mi baño tengo un estornudo fuerte, en donde de una manera inexplicable me pegue contra el mesón y casi pierdo los dientes. Mi mamá empezó a tener una jefe que la maltrataba terrible en el trabajo, el estrés que manejábamos era muy alto y empezamos a distanciarnos y a no entendernos.

No soportaba a mi mamá, sentía que su personalidad se había perdido, me fastidiaba todo lo que hacía, como lo decía y además me maltrataba terrible. Inicia una relación tan tóxica que nunca antes la habíamos tenido, nos agredíamos terrible física y psicológicamente. De tanto pelear y sentirme agredida energéticamente con mi mamá, empecé a perder mi personalidad y me entraron unos deseos incontrolables de volver con mi novio a pesar de que habíamos tenido una relación muy tormentosa. Era algo muy doloroso, sentía una rabia muy fuerte por ver como mi vida se había ido por la borda y como al sentirme afectada por mi novio y mi mamá, mi corazón se volvía de piedra y me volvía una persona súper resentida.

Mi mamá vio esa situación tan grave y dijo definitivamente tengo que mandar a Mónica a estudiar inglés y así fue como decidimos que me fuera a la Universidad de Delaware a estudiar cuatro meses inglés.

 

DELAWARE

Cuando llegué a Delaware me sentí súper bien, pues estaba cumpliendo mi sueño de vivir en los Estados Unidos, pero la depresión por la ruptura con mi novio era infinita, era la única persona que tenía en el mundo. Fue tan fuerte la depresión, que apenas llegué lo único que hice fue llamarlo todos los días atacada llorando, sentía un dolor inmenso pues ya no lo tenía y tampoco tenía ningún amigo.

Gracias a Dios las clases me motivaron a aprender inglés y también el ambiente de vivir en un pueblo súper bonito, sin embargo la tristeza y el dolor cada vez aumentaba al ver que mi enfermedad mental no me permitía tener una vida normal con amigos. Tenía miedo de ir todos los días a clase pensando que me iba a salir de la realidad y de tener los momentos de lo que yo llamo “ la mirada “. A pesar de esto, pude asistir a todas las clases y de hecho saque muy buena nota, pero seguía con un vacío demasiado grande en mi mente y corazón porque toda esa vida que planeaba era una mentira, la realidad era que estaba muy enferma y no podía tener una vida social normal, nadie me quería, el buyilling y el odio  era lo único que recibía de las personas quizás por mi  debilidad, esto era muy fuerte, me trataban demasiado mal y la enfermedad de la bulimia volvió. Tenía una vida llena de sueños cada vez mas lejana.

Al finalizar el curso de inglés, me enamoré de uno de los estudiantes que viajó conmigo y viví unos momentos muy felices. Me siento muy agradecida con Dios de haberlo conocido y de haber tenido esa experiencia, pero mi enfermedad no me dejó llegar a tener algo serio, además en ese momento también estaba siendo muy agresiva con mi mamá. Estaba tan mal, que ni siquiera podía estudiar en la biblioteca porque había gente, me entraba un miedo irracional de perder la cabeza y no poder ser normal , me sudaban las manos y me ponía muy mal, si alguien se sentaba al lado mío, empezaba a distorsionar la realidad, todos lo notaban, lloraba muy fuerte del dolor que tenía en mi alma de ser tan maltratada por sentirme diferente y además mi mamá no entendía nada y la empatía entre las dos se había perdido.

 

REGRESO A BOGOTA

Finalmente el 22 de diciembre me devolví a Bogotá muy golpeada por el viaje y cada vez teniendo mas distorsión de la realidad. Durante un mes estuve saliendo con mi nuevo amigo, pero sabia que todo era una mentira porque estaba ocultando una enfermedad de la cual no veía que tuviera salida y como era de esperarse, la relación terminó muy pronto sin ningún cimiento.

También traté de buscar trabajo como Ingeniera Industrial, me contrataban pero duraba muy poco por la Fobia Social que había desarrollado a pesar de que mis resultados en el trabajo eran buenos.  Esto me generaba vacío, desasosiego, miedo, no contaba con ningún apoyo, nadie me entendía. Además se acumuló el sufrimiento que traía desde los 15 años por el bullying que me hicieron en el colegio. Perdí mi identidad como una persona sociable y agradable a los demás.

Luego de un tiempo me dije, no puedo darme por vencida, no puedo permitir que mi mundo se convierta en una pesadilla sin salida, por lo que volví hacer un esfuerzo de salir adelante y tener una vida normal. Mi mamá me apoyaba como un súper héroe en todo a pesar del maltrato y dureza con que la trataba, es el ser mas dulce del universo. Quería estudiar mi maestría soñada, Economía, pasé los papeles y me aceptaron. La emoción era demasiado grande, la pasión por ese proyecto era tan grande que empecé a estudiar y a disfrutar como nunca mi primera materia.

Estudiaba tanto que adquirí en una clase de macroeconomía, el mayor conocimiento en economía que el que había adquirido en cinco años de carrera como ingeniera, esta vez la pasión por estudiar y aprender era infinita. Sin embargo, nuevamente volví al mismo sitio, pues toda la clase me veía como una mujer rara y no pude hacer amigos, ni mucho menos continuar con la maestría, la enfermedad estaba muy avanzada. Adicionalmente era tal la depresión y el miedo por tener tan mala relación con mi mamá y de no estar dentro de mi circulo de amigos que se me bajaron las defensas. 

Durante mi maestría de Economía, comencé a buscar trabajo de forma muy intensa buscando encontrar una vida normal y por cosas del destino, me salió mi practica soñada en un Fondo de Capital Privado en Australia-Sídney. La emoción era toda, lloré como un bebé de la felicidad cuando me llamaron a decirme que había sido aceptada. Sin embargo siendo franca conmigo misma, tenía miedo porque presentía de que este fuera otro intento fallido a pesar de los muchos esfuerzos por hacer una vida normal. La relación con mi mamá y mi papá estaban muy mal y esto me generaba mucha inseguridad.

A pesar de todo, me seguía mintiendo a mi misma, porque sentí miedo de no encontrarle solución a esto. Era mejor ser positiva y pensar que de pronto con el tiempo me iba a curar que imaginarme en un hospital psiquiátrico perdida, vacía, sin un pasado ni un futuro y con una cabeza que solo era mi enemiga y completamente sola, sin el calor de mi mamá ni amigos, por lo que me llene de fuerzas y saque adelante el proyecto como fuera. Gracias a Dios todo salió bien, viajé sola y llegué sana y salva a Sídney - Australia. Sin embargo en Colombia, todas mis amistades ya estaban podridas y tuve conversaciones muy agresivas con quienes habían sido mis amigos.

Cada vez aumentaba el miedo y el sufrimiento al ver que no tenía la LIBERTAD de crear mi vida como soñaba, como de alguna manera lo había logrado antes de esta enfermedad.

 

SIDNEY

Cuando llegué a Sidney la sorpresa fue mas agradable de lo que me imaginé, desde que pisé esa ciudad supe que existía el cielo completo de Dios en la tierra. Es una ciudad increíble, con su energía se siente la presencia de Dios todo el tiempo. Su naturaleza exuberante, los pájaros y su canto, los atardeceres que elevan el alma a un grado muy alto, predominando la amabilidad en las personas, todo esto hizo de este viaje una de las mejores experiencias de mi vida. A los veinte días llegó mi mamá a acompañarme, estábamos muy felices y con esperanza de que las cosas iban a mejorar en una ciudad tan espectacular.

En la oficina mi jefe me acogió muy bien, es una excelente persona, pero nuevamente no puedo disfrutar de mi trabajo pues tengo problemas con la secretaria de la oficina, le caigo mal, no logro desarrollar empatía, me maltrata. No podía durar mas de dos minutos trabajando en el computador porque el miedo era demasiado exagerado. Las personas en la oficina empezaron a dejar de hablarme, con el único que tenía contacto era con mi jefe. El me apoyaba, le gustaba mi trabajo.

Cada vez que me mandaba hacer una tarea yo solo caía en llanto, ahogada por el dolor al sentir que no era una persona normal, de no poder relacionarme con mis compañeros, deseaba con toda mi alma poder trabajar con tranquilidad de forma normal, a mi jefe también se le aguaban los ojos porque mi sufrimiento era muy fuerte y evidente. Finalmente no pude terminar la práctica, era de seis meses y logré estar cuatro y medio. Fue otra frustración, me enfermé terrible. Al regresar a Bogotá en el avión, empieza otra enfermedad lo que llaman “ ataques de pánico “.

 

REGRESO A BOGOTA

Dios mío regreso a Bogotá con una enfermedad adicional terrible, con ataques de pánico, pensé que no iba a vivir ni un mes, pues sentía que no podía respirar, me sentía completamente ahogada, se me dormían las manos y perdía toda la fuerza. La sensación de ahogo era tan fuerte que creía que me moría. No podía aceptar lo que estaba viviendo. Inmediatamente busqué por todos los medios, personas que ya hubieran superado eso. Un psicólogo me ayudo mucho con su libro, donde explicaba técnicas para superarlo. Empecé a ir al gimnasio y a correr 20 minutos todos los días y así logré que los ataques de pánico desaparecieran del todo.

Entre mas enferma, mas me esforzaba por aprender y saber mas, esto hacía que mi capacidad intelectual fuera aumentando y eso me daba tranquilidad, ya que para mi, parte de mi identidad eran mis estudios y mi trabajo. Sin embargo pasé por dos trabajos pero no pude continuar en ellos, el miedo y la enfermedad no me dejaron adaptarme, de hecho comencé a volverme agresiva con las personas. No aguantaba tanto maltrato de una enfermedad que no podía controlar por lo que la relación con mi mamá llego a su tope, estábamos demasiado mal y sabía que tenía que salir de mi casa. Un gran amigo me ayudó, me permitió quedarme en su casa unos días mientras decidía a donde irme.

Me hospedé en la casa de mi amigo por lo menos dos semanas, pero nuestra relación fue un horror, por lo que mi mamá me ayudó a buscar en arriendo un apartamento cerca a ese barrio y me fui a vivir sola. Pensé que al vivir sola todo se iba a solucionar, sentía que disponía de todo mi tiempo y no tenía a nadie que me estuviera haciendo zancadilla y por eso comencé a levantarme a las 4 a.m hacer deporte una hora, después hacer yoga y a las 7:00 am me iba a mi trabajo soñado que no se como lo conseguí, era analista de riesgo en la NISSAN. El trabajo lo disfrutaba muchísimo, tenía el mejor jefe, sin embargo la enfermedad ya era demasiado evidente y el ambiente en la oficina era como una casa de miedo cada vez que yo llegaba, finalmente me hicieron renunciar.

Ese día lloré como si se me hubiera muerto un ser querido, el duelo de haber dejado el trabajo, de volver al mismo punto, de ser una mujer perdida en la vida, enferma mental y sola. Nuevamente tuve unas semanas con mucho dolor aunque mi mamá estuvo todo ese tiempo conmigo consolándome con todo el cariño del mundo, sentí mucho amor y me di cuenta de la falta que me hacia mi mamá.

Un día que ya no aguanté mas, llamé a mi primo atacada llorando y le pedí su ayuda. Mi primo que siempre había sido mi apoyo, me dijo que fuera a visitarlo y que habláramos sobre el asunto.

Cuando llegué a la casa de mi primo, me dijo que me invitaba a un curso al que tenía que ir y punto. Pensé okey, va ser un curso de gimnasia, pues no creía en nada, ya se habían hecho varios intentos con diferentes psiquiatras y psicólogos y ninguno me podía sacar de semejante oscuridad. Entre mas droga me daban mas me sentía perdida,

no creía que realmente existiera una persona que me entendiera y me pudiera sacar de esa situación.

El día anterior al del curso al que me había invitado mi primo salí de rumba y me acosté a las 4 am por lo que al otro día me tomé un Red Bull y con mucha pereza llegué a las 6:00 am.  La esposa de él ya estaba lista y el amigo de mi primo nos llevó al curso.  

Cuando llegué al curso empezamos hacer unos ejercicios de Chi Kung . Uno de ellos se llama moviendo las montañas y otro donde movimos la cabeza. La verdad no pensaba que me fuera a sanar, pero al final salí completamente sorprendida porque me sentí la persona mas feliz del mundo, totalmente curada y protegida por un aura amarilla que solo provenía de Dios aunque este bienestar solo me duro un día y además sabía que faltaban muchos asuntos de mi vida por resolver como recuperar mi hogar es decir mi mamá.

Siguieron sucediendo acontecimientos dolorosos en mi vida, porque a pesar de que el Chi kung me mejoraba por unos instantes después su efecto se iba. Pase a vivir a muchas partes porque desconfiaba de todo el mundo.

Después mi primo me invitó a un curso avanzado de Chi Kung y la verdad sentí algo espectacular, sentía que me había curado totalmente pero como siempre sabia que sus efectos no duraban tanto y además me hacia falta vivir con mi mamá.

MELBOURNE

Hasta que llegó un día en que creí que me iba cambiar por completo la vida con un viaje a Melbourne, pensado que allá iba a poder ser libre y feliz y lo que paso fue que sentí cosas terribles. Me salí completamente de la realidad y caí en lo mas hondo del hueco negro, pensé que la única alternativa era suicidarme y lo hice.  Gracias a Dios fue con vitaminas de omega 3 que no me hicieron ningún daño pero por causa de esa enfermedad tan aterradora, me tuve que devolver de inmediato a Colombia donde empezó la tragedia mas grande mi vida.

Cuando regresé quise rescatar mis amigos de la universidad y lo único que hicieron fue maltratarme en todo sentido, vivía destrozada, quemada por dentro, fue horrible, me sentía completamente desprotegida. Solo quería que Dios nos protegiera a mi mamá y a mi y con sus ángeles nos alejara de la oscuridad para siempre.

Me internaron en la clínica Monserrate y cuando salí no me la creía porque la libertad es el regalo mas grande que pueda tener un ser humano.  Sin embargo cuando me aplicaron la segunda inyección me fui completamente de esta realidad pero todo el tiempo me sentía protegida por Piti. Empiezan los pensamientos mas raros del mundo, las asociaciones nada que ver y entro al infierno mas terrible y la gente empezó a rechazarme todavía mas hasta quedarme completamente sola. Además pase a ser una persona donde no distinguía la realidad de lo irreal.

Después me internaron en otra clínica psiquiátrica que se llama Campo Abierto para corregir los efectos de la segunda inyección, parece que se les fue la mano. Allí cogí el vicio del cigarrillo que me ha ayudaba a calmar un poco la ansiedad y los miedos. Por otro lado, mi momento mas feliz era cuando mi mamá iba a visitarme y cuando me daban salida para ya estar por completo con mi mamá.

Salí de ahí, para finalmente perder toda mi capacidad intelectual y volverme una persona no funcional sintiendo el deseo de suicidarme y de hecho hice varios intentos. Encerrada en mi casa, fumando brutalmente, sin sentido la vida. Esto ES EL INFIERNO.

 

RECUPERACION

Después de todos estos intentos, mi mamá ve que a pesar de haber pasado por psicólogos, psiquiatras quienes ven como única salida mucha medicina y cada uno con una diferente, pide una cita urgente con Piti para para mi y para ella. Fuimos y como siempre nos recibe con un saludo caluroso y con mucha fuerza. Cuando lo vi sentí una alegría inmensa, me sentí protegida y con la convicción de que salía de este infierno. El me ve mal, con la cabeza rayada, me pone hacer unos ejercicios y no logro tener equilibrio.

Inicia un plan de trabajo con mi mamá y conmigo, con un seguimiento periódico y mucha disciplina. 1. Nos enseña algunas prácticas de Chi-Ku para ejercitar todos los días. 2. Nos exige enviarle todos los días 10 milagros que en el día haya vivido. 3. Nos mantiene todo el tiempo leyendo libros super interesantes, haciéndole resúmenes, además de traducirlos al inglés. Vale la pena mencionar los que mas me ayudaron “El Poder del Ahora”, La mujer que corre con los lobos”, “El libro de la Alegría” , “ Los Cuatro Acuerdos” y me puso a ver la película sobre física cuántica. Todo esto para re-direccionar mi cerebro hacia el amor, el positivismo y por tanto cambio de estilo de vida con mas sabiduría.

Poco a poco con disciplina y esfuerzo hice todas las tareas, al comienzo no era fácil, pero lo fui logrando, lo mas difícil era tener disciplina. Así pasaron cuatro años, todo esto    me permitió evolucionar mentalmente y emocionalmente hasta que logré rescatar mi vida y mi mamá, que es la persona que mas amo en la vida. Logré potencializar mi alma y sentir un amor infinito por las personas, los animales y para mi eso es vivir el cielo en la tierra. Es decir rescaté el corazón que lo había hecho piedra y ese es el regalo mas grande que pude recibir de Dios a través de Piti.

A comienzos de este año estaba muy feliz de haber logrado todos esos avances con muy poca droga psiquiátrica, pero desafortunadamente en enero paso algo muy terrible. Me contacté con una amiga de la universidad que me ilusionó diciéndome que de pronto podía trabajar con ella. En esos días estaba un amigo en común de la universidad pasando sus vacaciones en Bogotá porque vive fuera del país. La alegría era toda, sentía que estaba recuperando mis amigos, esto significaba muchísimo para mi. Estuve saliendo varias veces con el, recordábamos como éramos en la universidad, nos gustábamos, me sentía contenta pero nunca me imaginé que me pasara algo que me afecto mucho, tanto que me quise quitar la vida porque no aguantaba el vació que sentía.

Cuando desperté en la clínica me dije, Dios me dio otra oportunidad, tengo que perdonar para sanarme y coger fuerzas para seguir luchando.

 

AGRADECIMIENTO

No me canso de darle gracias a Dios por haber tenido la oportunidad de conocer a Piti, quien con su sabiduría, paciencia y amor a través de su proceso, me permite volver a la vida, sentir y ser un ser una mujer sensible, delicada y llena de amor. Además me perdonó muchas cosas que dije horribles de él que no son ciertas, pues en esos momentos mi cabeza no estaba bien y a pesar de esto Piti sigue conmigo, porque su bondad y compasión es muy grande.

Ahora me encuentro casi totalmente recuperada, rescaté la capacidad de poder comunicarme con las personas, logré recuperar mi equilibrio emocional, rescaté mi hogar, todo esto con poca droga psiquiátrica. Por todo esto le doy nuevamente infinitas GRACIAS A DIOS y A PITI por haberme rescatado de semejante infierno donde nadie daba un peso por mi.

Ahora deseo con toda mi alma tener mi salud mas del 100%, dejar totalmente las drogas psiquiátricas y el cigarrillo, tener salud, voluntad y libertad para lograr mis sueños por los que tanto he luchado con toda mi alma. Le pido a Dios protección y mucha sabiduría para que mi mamá y yo estemos siempre rodeadas de personas buenas que verdaderamente nos amen y así mismo nosotras amarlas y sentirnos con mucha salud emocional, espiritual, mental y física, queremos volver a TENER UNA VIDA NORMAL CON TRANQUILIDAD Y FELICIDAD,

Deseo tener un esposo que me ame, me proteja, me cuide y tener unos hijos sanos, que pueda darles mucho amor y equilibro emocional y sobre todo quiero ser una mujer llena de Dios con abundancia para poderle dar a mi esposo, a mis hijos y a mi mamá estabilidad, donde yo pueda ser UN ANGEL y SOPORTE PARA ELLOS.

 

 


ReplyQuote
(@pitiparra)
Prominent Member Moderator
Joined: 9 years ago
Posts: 894
04/11/2019 10:15 am  

Hola Mónica, 

¡Al igual que Juanse, nos das a todos una lección de coraje y de esperanza con esto que nos compartes - Gracias!

...adelante con toda la intención y toda la disciplina!

Smile

Piti

 


ReplyQuote
(@linaagudelo)
Trusted Member Admin
Joined: 9 years ago
Posts: 92
10/02/2020 8:49 am  

Escribo por acá para que aquellos que están buscando este hilo lo puedan encontrar   Wink  

Que lo disfruten!!!


ReplyQuote
(@sebascar12)
Eminent Member Registered
Joined: 7 years ago
Posts: 47
16/04/2020 5:41 pm  

Capítulo 2: JuanSe

¡Hola! Mi nombre es Juan Sebastián Cárdenas-Rodríguez, conocido coloquialmente como JuanSe; estudio Ingeniería Matemática en la Universidad EAFIT, tengo 22 años y, mi pasión, es ayudar, las matemáticas, el cine, la música y la hipercomputación.

¿Por qué decidí re-abrir este foro? Creo que será una consecuencia natural de lo que pienso contar en este segundo capítulo de este foro; pero, creo que la principal razón, es hacer lo posible para arreglar y, en su medida, reparar la relación que tengo con mi Sifu Piti y Lina. Tengo un agradecimiento profundo con ellos y, cometí errores grandes de falta de compromiso con ellos que estoy en proceso de enmendar.

Por otro lado, también siento una deuda grande conmigo mismo que no he pagado. Siento que dejé atrás ese proceso de descubrir, confirmar y aplicar; en especial porque, como ya aprendí y hoy confirmo, las cosas maravillosas ocurren frente a nuestros ojos todos los días es cuestión de observar y de enfocar en ellas. Lo cual, escribir en Stairway to Heaven es y siempre fue mi manera de vislumbrar lo cotidiano.

Por último, quiero probarme a mí mismo que puedo mantener, con más fuerza, mi proceso de crecimiento profundo como lo hago con mi crecimiento académico. Siento que esto ocurre porque, en parte, el mundo nos recompensa y nos adora cuando tenemos buenas notas, buena práctica y obtenemos resultados en el trabajo. Sin embargo, se nos olvida el hecho de celebrar y profundizar en nosotros, en amarnos, en observarnos; lo cual, es más importante que cualquier otra cosa.

De esta manera, entiendo que esta primera entrada es solo una semilla que planto hoy. Y, como todas las plantas, necesitan de cuidado constante, buena luz y buena agua; lo cual, si descuido esta semilla, se morirá y no la podré recuperar. Así, re-abrir este foro es mi forma de prometerme a mí mismo la constancia hacia mí y para mí.

Este capítulo de Stairway to Heaven va a ser muy diferente en lo que quiero contar y cómo; creo que, en principio, cada entrada no será lineal, abrazando el caos que lleva normalmente la vida que tiene como propiedad emergente estos textos. Pero, de la misma manera, la idea es poder expresar un camino de "ascendencia hacia el cielo".

Sin embargo, hay dos cosas que no cambian. En primer lugar, todas las personas están invitadas a responder en este foro sobre lo que yo escriba y me encantaría escuchar algunas respuestas de algunos lectores, en caso de que haya. Y, por último, el objetivo a fin de cuentas es poder ayudar a las personas a encontrar su camino; el cual, siempre lo ha sido.

Las escaleras.

Cuando llegué a la universidad, me sentía como una persona más social, con una clara visión hacia lo que quería en la vida y, a fin de cuentas, como alguien que ya superó el proceso más duro de su vida; el colegio. Era como un comenzar de nuevo y, con la nueva fuerza que había adquirido durante todos esos años de trabajo propia podía enfrentar lo que sea, nada me detenía.

De esta manera, desde que comencé la universidad lo único que hacia era avanzar sin detenerme a pensar ninguna de las acciones que estaba teniendo. Cumplía todas mis responsabilidades, tenía buenas notas, los profesores me elogiaban por ser buen estudiante; lo cual, si todo es así, ¿para qué detenerme a pensar a donde estaba yendo?... Todo era cuestión de seguir, de trabajar hasta no poder más, de no dormir para terminar los trabajos.

Al mismo tiempo, las responsabilidades académicas tampoco me detenían de tener un círculo social activo. Salía constantemente con mis amigos, intentábamos vernos todos los viernes; por otro lado, con mi novia me veía constantemente, siendo una relación muy estable que, para ese entonces, llevábamos 2 años juntos. Me sentía como el mejor estudiante del mundo, porque sentía que podía balancear todas esas partes de mi vida y hacerlas bien. Me sentía súper especial por el hecho de que, de alguna forma, sentía que tenía una vida perfectamente balanceada.

Sin embargo, a pesar de todo esto que sentía, cuando me sentaba solo a escucharme, siempre estaba una sombra en la esquina. Cuando tenía tiempo de parar y escuchar detenidamente, siempre había al lado una sombra que sentía cerca y que siempre me observaba; por alguna razón, no sentía que era mala, más bien que tenía un mensaje para darme. Pero, quizá ignonarla era lo más importante; si todo va perfecto ¿no?

Recuerdo cuando estaba haciando Tai Chi en el patio de mi casa, que sentía que esta prescencia no me dejaba en paz. Cuando terminé de hacer el ejercicio y estaba recogiendo energía en el Dan Tien, inmediatamente se apagaron todas las luces del patio con un sonido muy fuerte. Asustado, entré a la casa a terminar todos los masajes faciales y recuperarme del susto que tenía; sin embargo, esa sombra no se iba, me miraba fijamente y no quería apartarse de mi lado. Aunque me quedé abajo hasta que sentí que la sombra me dejó, de alguna manera, siempre supe que estaba cerca a mí.

Pasaron varios meses sintiendo esta presencia y decidiendo activamente ignorarla. Sin embargo, al mismo tiempo, cada semestre que pasaba en la universidad me sentía que era un pasajero en mí en vez de yo controlando mis actitudes; era como si me moviera en un carro manejado por otra persona y yo simplemente fuera un pasajero en ese carro sin ninguna decisión activa. Y no era que no disfrutara de lo que estaba haciendo, era más bien como que hubiera soltado mi responsabilidad frente al universo y simplemente hubiera aceptado que yo era un simple pasajero en mi realidad.

Pasó el primer semestre, el segundo semestre y no había ningún indicio externo que algo andara mal. Como dije, todo externamente se veía perfecto, todo andaba bien. Sin embargo, esa sombra seguía y, quizá, el camino no era tan directo como lo planteé cuando tenía quince años; no se veía como una escalera directa hacia el cielo, sino como un bosque nublado, lleno de diferentes caminos y opciones. En la cual, en ese bosque andaba e iba encontrando mi camino poco a poco pero, realmente no tenía ninguna dirección coherente.

Sin embargo, al final del tercer semestre, el 1ro de Junio del 2018 me llega un correo de Lina:

"¿no te vas a animar?"

En el cual, tenía un reenvio de un curso que iban a hacer prontamente. Era como si en ese instante, me hubieran pasado a conducir el carro, tuviera toda la responsabilidad en mis manos de nuevo. Y, milagrosamente, aparecieron esas escaleras frente a mí, grandes y poderosas apuntado hacia arriba; casi que infinitas. Así, me percaté que quizá no estaba pérdido; solo me bajé en un escalón y había decidido no volver. Al mismo tiempo, viendo hacia arriba veía esa sombra; ese compañero que estaba unos escalones delante de mí.

No sé como, pero supe que esto era el comienzo de algo nuevo. Respondí:

"¡Hola Lina!

 
Claro que sí, para eso iba a llamé a Piti y quedamos de hablar esta noche.
 
 
Muchas gracias por la atención,
JuanSe"
 
Continuará...
JuanSe

ReplyQuote
(@sebascar12)
Eminent Member Registered
Joined: 7 years ago
Posts: 47
16/04/2020 5:42 pm  

Mónica...

 

Gracias por escribir en este foro, gracias a ti me inspiraste a volver a escribir en este foro y estoy muy agradecido con lo que escribiste, me parece hermoso tu proceso. Espero lo sigas con mucha disciplina.

 

¡Espero podamos compartir este foro juntos!

SDC,

JuanSe

This post was modified 4 months ago by Juan Sebastian Cardenas

ReplyQuote
(@pitiparra)
Prominent Member Moderator
Joined: 9 years ago
Posts: 894
16/04/2020 9:17 pm  

¡Qué buena sorpresa volverte a encontrar por estos e-lares, Juanse querido!

Con gratitud y expectativa, 

Piti


ReplyQuote
(@linaagudelo)
Trusted Member Admin
Joined: 9 years ago
Posts: 92
16/04/2020 9:51 pm  

@sebascar12 Celebro tu retorno "acá" y a este foro 🥳🥳🥳

Gracias por esa vulnerabilidad que siempre tienes para compartirnos tus experiencias en la vida, me seguiré disfrutando tus entradas a este hilo 🙏🏽🙏🏽

This post was modified 4 months ago by Lina María Agudelo Uribe

ReplyQuote
(@sebascar12)
Eminent Member Registered
Joined: 7 years ago
Posts: 47
21/04/2020 6:50 pm  

Ruido blanco

Esa noche hablé con Sifu Piti. Yo sentía, de una forma muy clara, que este curso me iba a poner en un rumbo distinto; me iba a permitir retomar ese camino de escaleras que tanto había olvidado y, que sentía que no podía volver a encontrar. Me parece muy interesante como, mientras escribo esto, me doy cuenta de la espiral en la que estamos sumergidos; pero, al mismo tiempo, es nuestra responsabilidad elegir si seguimos esta espiral en círculos concéntricos cada vez más grandes o, si, nos quedamos en el mismo círculo.

Quizá, es por eso que el descubrir, confirmar y aplicar es un proceso tan importante del desarrollo espiritual; sin hacer este aprendizaje en ese orden, no estamos pasando a ese siguiente nivel de consciencia. Es quedarse en ese mismo círculo de la espiral sin avanzar. Solo dando vueltas.

De todas formas, cuando hablé con Piti, quedamos en que hablara con Lina y cuadraramos algún tipo de arreglo que me quedara perfecto a mis condiciones para poder tomar el curso. De ahí quedamos en un acuerdo, el cual incluía que iba a escribir un foro alrededor de lo que aprendiera en el curso. Al fin de cuentas, me parecía una acuerdo genial ya que en mi proceso había aprendido la importancía que era escribir mis descubrimientos y, el hecho que esto me permitiera ver el curso, me parecía que era completamente beneficioso para los dos.

El curso se fue volando. Fue como si, de repente, estuviéramos todos sentados alrededor de Piti mientras él se fumaba un habano cerrando lo mágico que fue todo lo que vimos, compartiendo nuestras experiencias y apreciando lo bello que fue esos tres días que nos reunimos. Así mismo, en ese instante parecía como si nunca se fuera acabar; un momento de completo y profunde enfoque en el presente.

Cuando llegué a mi casa, no podía de parar de ver las escaleras. Sentía que estaba retomando mi rumbo y, casi que no podía ver ninguna forma de descarrilarme de ese camino hacia arriba. Se veía todo tan claro.

Sin embargo, parte de lo bello de la vida es que no es tan fácil como solo ver el destino. En el mundo occidental moderno, todo está lleno de una estática, un ruido blanco constante que nos mueve a todos los lados; estamos llenos de puro ruido, desde la contaminación que tenemos en nuestras cuidades, la tecnología, la bulla y demás cosas. Y, así, es tan fácil dejarse llevar por este ruido; sumergerse en esa bulla sin ninguna consideración de lo que se está dejando atrás.

Así, confirmo, que realmente no es fácil seguir este camino de espiral creciente. Y, viendo en retrospectiva, siento como si supiera esto de toda mi vida y por primera vez, veo la luz y los detallitos que tiene esa frase. En física mecánica, cuando quieres mantener algo en un círculo, requieres de una fuerza centrípeta (en dirección hacia el centro) para mantener el objeto en el mismo movimiento; y, si esta fuerza se deja de hacer, el objeto simplemente sigue una trayectoria recta sin poder seguir en ese círculo, a la deriva moviendose por inercia. ¿Acáso no es esto a lo que nos referimos cuando decimos que se necesita intención y disciplina? ¿Acáso he tenido esto oculto frente a mis narices todo este tiempo? Hmm...!

Empezaron a pasar los días desde que acabó el curso. Y, cada día que pasaba, era como si diera un paso hacia el lado de las escaleras y quisiera volver a entrar a ese bosque; y, al mismo tiempo, no es como si fuera culpa del ruido porque era decisión completamente mia dejame sumergir o no. Cada día más que pasaba, parecía como una decisión consciente de no escribir, de no seguir en ese camino y de ir dejando pasar las cosas.

Era el mismo bucle que antes. Y, como siempre, estaba esa sombra que me movía y me hacía sentir incompleto por dejar ese camino atrás.

Cada vez que me escribían para preguntarme sobre un avance, entraba en completo shock y no sabía que responder. Muchas veces no respondía, simplemente para evitar el conflicto. Era como si simplemente quería que eso desapareciera, que si lo ignoraba no hacía daño así como la sombra. Que si permitía que las cosas siguieran así por siempre, todo se iba a solucionar. En cada instante era como dar un paso más al lado de la escalera.

Pasaron meses. Este tiempo lo recuerdo muy difusamente. Creo que en esos momentos, por mi decisión activa de ignorar cualquier cosa que me llamara a este camino, me volví antipático con la vida. Mis relaciones afectivas no andaban bien, le perdí completo sentido a las matemáticas y al camino que había visto completamente. Cuando hacía Chi Kung, ya no era suave, satisfactorio; era brusco, como si intentara sacar un demonio de adentro. Era casi que con ira, sin ninga satisfacción. Como yo lo veo, simplemente, no estaba resonando con nada.

Ya, los llamados hacia el camino de crecimiento, eran cada vez mas silenciosos. Y, yo, estaba completamente metido en una caja de televisión que no coge señal; completo y puro ruido blanco. Algo peculiar del ruido blanco es un ruido que es completamente aleatorio; no tiene destino, ni propósito. Es simplemente generar sonidos aleatorios sin ningún proposito. Y, heme ahí; encerrado en un mundo sin resonancia.

Claramente, necesitaba algo que me moviera; algo que me hiciera ver hacia adentro, algo que me hiciera sentir, algo que retornara a mi espiritu un gozo y un sentido de vida.

El 2 de Junio de 2019, un año y un dia entero después de no escribir (solo con una entrada), mi novia, Andrea, y yo decidimos darnos un tiempo.

Ese cambio me hizo resonar como ninguna otra cosa pudo...

Continuará...

JuanSe

PS: Si quieren saber con mucho más detalle lo aprendido en el curso, vean el foro de Bases de Geometría Sagrada. En la cual, estaré contando todo lo que vivimos en el curso.


ReplyQuote
(@pitiparra)
Prominent Member Moderator
Joined: 9 years ago
Posts: 894
22/04/2020 11:28 am  

¡Gracias Juanse!

...y gracias Andrea por el empujoncito que se requería!

Piti


ReplyQuote
(@sebascar12)
Eminent Member Registered
Joined: 7 years ago
Posts: 47
25/05/2020 8:15 pm  

Amortiguamiento Debil Inverso

Las reglas eran claras, ibamos a pasar dos meses separados. No nos ibamos a ver físicamente en ningún momento, a excepción de que coincidiéramos en un mismo lugar; podíamos hablar una vez por semana por chat y cada semana rotábamos quién le hablaba al otro; esos dos meses nos considerábamos como amigos y no ibamos a tener la nomenclatura de novios; yo me propuse escribir cierto tipo de carta sobre lo que sentía, como evolucionaba mi pensamiento cada semana; y, por último, justo al final de los dos meses nos ibamos a re-encontrar a ver qué decisión tomábamos sobre estar juntos.

Me parece curioso porque, sin pensarlo, aplicamos una enseñanza de mi Sifu que ha resonado en mi vida para cualquier proyecto que quiero desarrollar, incluso este proyecto personal que era re-estructurar la relación; las metas S.M.A.R.T. "Specific, Measurable, Attainable, Relevant,  Time based goals". Cada uno de estos ítems fue esencial para que los dos meses que habíamos acordado en estar separados, fueran completamente enfocados a mejorar la convivencia y darse tiempo para re-plantear esos paradígmas que cada uno tenía sobre la relación.

La primera semana fue dura. Recuerdo el primer día que tenía una tristeza profunda, que no cesaba; me cuestionaba mucho como transformar todo ese sufrimiento en luz, en algo que sume. Y, justo al comienzo del tercer día, decidí escribir. Volver a escribir, a soltar todas esas emociones en la pantalla y ver, lentamente, cómo todo esa emoción lentamente empieza a coger un matiz blanco, un brillante chillido. Cada palabra estaba guiada por la emoción de tristeza pero, en vez de sentirme ahogado en ella, era liberador plasmar esa emoción.

Cada palabra que escribía se sentía como exhalar energía densa e inhalar energía pura. Era una constante respiración entre mis emociones, mi ser y las palabras que estaban en la pantalla mientras jugaban de forma constante creando y transformando.

Y, ahí, fue cuando todo hizo chispa; todo el proceso que había tenido hasta ese momento había cobrado un sentido mayor y lo veía claro. El sufrimiento es el catalizador del cambio; es ese fuego que nos mueve y nos lleva a cristalizar el cambio. Pero, para poder que ese fuego transforme, y no queme, se necesita la observación propia. Esa observación propia, manifestada en los escritos, permite explotar esas propiedades de ese fuego para lograr un cambio permamenente, un salto de estado de conciencia.

Pero, claro, esa observación propia requiere intención, disciplina y acción. No solo es mirarme a mí mismo, sino usar esa observación de forma concreta y constante; y, una forma de manifestar esa observación es por medio del arte. De escribir, dibujar, hacer música, ¡crear!.... ¡Hmmm!

Cada semana que pasaba, cada carta nueva que escribía entendía mucho más lo que me rodea y, lograba vislumbrar mis emociones. Sentía como cada uno de mis cuerpos tenía su reacción cada vez que escribía; empezaba a sentir calores, como mi cuerpo físico mismo sudando esa energía densa; mis emociones se manifestaban de forma plena evocando paz; mi mente completamente en blanco, intentando juntar toda la información en un solo escrito; mi espiritú brincando con dicha del resultado; y, una energía que constantemente jugaba con los anteriores 4 cuerpos, haciendo que se manifestaran y sacaran un resultado unificado.

Así, empecé a sentir como cada vez resonaba más y más. Como este choque emocional me hizo vibrar como una campana hacia todos los lados, diciéndome un mensaje muy claro: ¡Güevon, despierte!... El universo mostrando todo lo que estaba dejando atrás. El universo me estaba tirando un ventarrón de energía para hacerme mover. Sin embargo, eso no significa que yo no tuve nada que ver.

Primero, tenía que tener una raíz estable para recibir toda esta energía. Si yo me moviera sin ningún tipo de raíz, estaría divagando a donde me lleve el mismo sin ningún tipo de base. Era esa raíz la que mantuvo firme contra ese sufrimiento y no me llevó por ese agujero negro de ahogarse en el sufrimiento. Segundo, tenía que tener un tronco que se moviera en la dirección de la energía; ese tronco me permitía guiar mi energía y transformarla hacia una dirección en específico. Me permitió enfrentar mis fallos, aceptar el cambio y en serio sanar. Y, por último, unas ramas que me permitían ser y se movían en conjunto con ese "viento"; eran las que me permitían mover esa energía con intención y profunidad.

Y, eso me suena mucho a Tai Chi, ¿no?

De todas formas, esos dos meses fueron un pico de aprendizaje y auto-conocimiento para mí. Él cual me permitió reconstruir la relación con Andrea y, hacer una nueva con una fundación mucho más fuerte que antes.

Era un buen comienzo, para un largo camino.

Continuará...

JuanSe 


ReplyQuote
(@miriamluisa)
Eminent Member Registered
Joined: 8 years ago
Posts: 43
14/06/2020 6:45 pm  

Definitivamente los mayores aprendizajes son lo que llegan a través del dolor.

Disfruté leer los nuevos capítulos de JuanSe.  Algo de lo que comparte lo pude evidenciar íntimamente 

Como buena mamá orgullosa, tengo un archivo con la mayoría de sus escritos desde el año 2014, época en la que ya él, había empezado a ver la luz después de una etapa muy profunda de oscuridad.

Monica... gracias por compartirnos tu historia.  Me alegra enormemente que estés encontrando tu tranquilidad espiritual y mental.  Solo te digo que estás en manos del mejor maestro.

SDC 

Miriam Luisa

This post was modified 2 months ago 3 times by Miriam Luisa

ReplyQuote
Page 6 / 6